Causas de la hiperhidrosis

La sudoración es un mecanismo que emplea el cuerpo para enfriarse. El sistema nervioso desencadena automáticamente las glándulas sudoríparas cuando la temperatura corporal se eleva. La sudoración también ocurre con normalidad, especialmente en las palmas, cuando estás nervioso.

Causas de la hiperhidrosis

En la hiperhidrosis, los nervios responsables de la activación de las glándulas sudoríparas se vuelven hiperactivos y piden más sudor, incluso cuando no es necesario. El problema se agrava si se está bajo estrés o nerviosismo.

El tipo de hiperhidrosis que se presenta principalmente en las palmas y en las plantas puede tener un componente genético, porque a veces se agrupa en familias. Si se tiene exceso de sudoración en todo el cuerpo, puede deberse a algún factor subyacente de la salud, tales como:

  • Ciertos medicamentos
  • Los sofocos de la menopausia
  • Bajo nivel de azúcar en la sangre
  • Hiperactividad de la tiroides
  • Algunos tipos de cáncer
  • Ataque del corazón
  • Enfermedad infecciosa

Causas de hiperhidrosis primaria

La mayoría de los expertos creen que la hiperhidrosis primaria es causada por problemas con el sistema nervioso simpático.

El sistema nervioso simpático controla la mayor parte de las funciones del cuerpo que no requieren pensamiento consciente, como el movimiento de los alimentos a través del cuerpo y el movimiento de la orina fuera de los riñones y en la vejiga.

El sistema nervioso simpático utiliza el sudor como un termostato. Si detecta que la persona está generando demasiado calor corporal, se enviará una señal desde el cerebro a las millones de glándulas sudoríparas en el cuerpo para producir sudor. El sudor enfría la piel y reduce la temperatura del cuerpo.

Las glándulas sudoríparas, conocidas como glándulas ecrinas, parecen estar implicadas en la hiperhidrosis. Las glándulas ecrinas están presentes en mayor cantidad en las axilas, manos, pies y cara, lo que puede explicar por qué estas áreas son a menudo afectadas por la hiperhidrosis.

Se piensa que en los casos de hiperhidrosis primaria, hay un problema con la parte del cerebro que regula el proceso de la sudoración, que resulta en el cerebro enviando señales a las glándulas ecrinas, a pesar de que no hay necesidad de enfriar el cuerpostrong>.

Hiperhidrosis genética

Algunos casos de hiperhidrosis primaria puede ser hereditaria, en 1 de cada 4 de todos los afectados tienen un familiar cercano que fue (o es) afectado por la enfermedad. Este caso sugeriría que una mutación genética es la responsable.

Una mutación genética ocurre cuando las instrucciones que realizan todas las células vivas se codifican de alguna manera, alterando así el funcionamiento normal del cuerpo. Algunas mutaciones genéticas pueden ser transmitidas de padres a hijos.

La hiperhidrosis secundaria

Causas de la sudoración excesiva

Las causas comunes de la hiperhidrosis secundaria, donde hay una causa subyacente, incluyen:

  • Menopausia - cuando los períodos mensuales de una mujer cesan, por lo general alrededor de los 52 años.
  • Hiperactividad de la glándula tiroidea.
  • Altamente alcoholizado o drogado - especialmente con estimulantes como la cocaína o el éxtasis.
  • Al dejar el alcohol o la drogas (en personas que sufren adicción).

Algunos tipos de medicamentos también pueden provocar sudoración excesiva en algunas personas. Por ejemplo:

  • Antidepresivos - en particular, un antidepresivo llamados venlafaxina.
  • Tamoxifeno - que a menudo se utiliza para tratar el cáncer de mama.
  • Antagonista de la hormona liberadora de gonadotropina - que se utiliza para tratar la infertilidad en las mujeres y el cáncer de próstata en los hombres.

Las causas menos comunes de la hiperhidrosis secundaria incluyen:

  • Algunos tipos de infección, tales como el VIH o la tuberculosis.
  • La enfermedad de Parkinson - una condición que afecta el modo como el cerebro coordina los movimientos del cuerpo.
  • Trastornos que se desarrollan dentro de las células de la sangre o la médula ósea, tales como la leucemia o linfoma (ambos de los cuales son cánceres de las células blancas de la sangre).