Definición de hiperhidrosis

La hiperhidrosis es un término médico que describe la sudoración excesiva en el cuerpo humano mediante diferentes partes como las manos, los pies, las axilas, la cara, etc. Se estima que entre un 1% y un 3% de la población total del mundo por igual, inclusive hombres y mujeres sufren de hiperhidrosis. El problema de la sudoración excesiva o hiperhidrosis generalmente se inicia en la edad de la adolescencia, pero los niños y jóvenes también pueden sufrir los efectos la misma, abstinencia y fobias sociales. La concepción general es que la hiperhidrosis se asocia con ciertas situaciones con niveles altos de estrés o de ansiedad pero en verdad, las personas que sufren de hiperhidrosis tienen sudor excesivo incluso en condiciones normales y tranquilas. En definitiva, la hiperhidrosis es más un problema médico que emocional pero aún y así, el estrés y la ansiedad aumentan el problema.

Definición de hiperhidrosis

Mientras que millones de personas sufren de hiperhidrosis, el problema sigue queriendo ocultarse por su carácter vergonzoso y embarazoso. Rara vez se menciona el tema y pocos conocen que el problema de la sudoración excesiva es a menudo mantenido oculto incluso de los seres queridos y cónyuges. Hay una serie de tratamientos para tratar el problema, desde más invasivos a menos. Muchas personas recurren a antitranspirantes prescritos e incluso a la cirugía para tratar de terminar con la condición. La hiperhidrosis se debe entender y diagnosticar con un especialista antes de poder empezar a mirar los remedios o tratamientos.

Tipos de hiperhidrosis

Hay básicamente dos tipos de hiperhidrosis según cómo afecta a la funcionalidad de la persona y también debido a su causa: la hiperhidrosis primaria y secundaria. La primaria es la condición de sudor intenso que se caracteriza por el aumento anormal de la transpiración que es excesiva para la cantidad requerida por el cuerpo. La hiperhidrosis secundaria es una condición que se caracteriza por la excesiva sudoración generalizada en el cuerpo. Se cree que la causa de la hiperhidrosis primaria va unida al sistema nervioso simpático; pero la hiperhidrosis secundaria es causada por infecciones crónicas, hipertiroidismo, trastornos autoinmunes, la glándula tiroidea o pituitaria, la diabetes, tumores, gota, mellitus, la menopausia y por el uso de ciertos medicamentos.

La controversia sobre la definición de la hiperhidrosis primaria se debe al hecho de que durante el ejercicio y otras actividades físicas pesadas casi todas las personas sudan profusamente - esto es casi necesario para mantener la temperatura del cuerpo en equilibrio con el requisito. Pero debe remarcarse que los pacientes que sufren de hiperhidrosis experimentan sudoración excesiva, incluso en condiciones normales y sin ningún tipo de estímulo como la ansiedad, el estrés emocional o psicológico, etc. Sin embargo, todo esto y algunos alimentos incrementan las posibilidades de sudoración.

Localización de la sudoración excesiva

La sudoración excesiva puede afectar a diversas partes del cuerpo y a veces, combinarse con dos o más partes del cuerpo. Generalmente, las manos, pies, cara y axilas son algunas de las partes del cuerpo a las que la hiperhidrosis más afecta. A continuación, veremos con detalle cómo afecta a cada parte del cuerpo:

Hiperhidrosis facial

La hiperhidrosis facial es una condición que se caracteriza por la sudoración excesiva en la cara o el rubor facial extremo o la combinación de ambos. Este problema tiene un efecto directo sobre el desempeño social y la interacción de la persona que lo sufre. El término rubor facial se describe como una respuesta anormal a una amplia variedad de estímulos - el sistema nervioso simpático emocional en el paciente responde de manera anormal y por lo tanto el problema se manifiesta. Aunque el mecanismo de sistema nervioso simpático es involuntario, puede mejorar controlando el estrés y la ansiedad, así como factores psicológicos.

El rubor facial se puede producir de forma independiente o en combinación con la sudoración del rostro, las manos y los pies, el cuero cabelludo o las axilas. Del mismo modo la sudoración facial puede ocurrir por separado o con el rubor facial. Los hombres y las mujeres sufren por igual de este problema, pero las mujeres deben evitar el maquillaje facial u otros componentes que pueden exagerar la situación aún más.

Qué es la hiperhidrosis

Hiperhidrosis palmar

La hiperhidrosis palmar o sudoración excesiva en las manos es una de las afecciones más comunes en pacientes que sufren de hiperhidrosis. Esta condición claramente afecta el funcionamiento y el rendimiento social de la persona. El trabajo hecho con las manos e incluso estrechar la mano se ​​vuelve difícil para los pacientes que sufren de hiperhidrosis palmar. Algunas tareas que implican el manejo de diminutas piezas o herramientas son extremadamente difíciles de realizar con este problema. La hiperhidrosis palmar es involuntaria y no puede ser controlada conscientemente. Esta condición puede estar presente individualmente o afectando también a otras partes del cuerpo. La hiperhidrosis palmar se suele combinar con la hiperhidrosis plantar en torno al 40% de las personas.

Hiperhidrosis plantar

La hiperhidrosis plantar es la condición médica que describe la sudoración excesiva en los pies de la persona. A diferencia de las condiciones de sudoración que afectan a las manos y las axilas de una persona, las fibras nerviosas simpáticas que estimulan la hiperhidrosis plantar surgen tanto de las cadenas nerviosas simpáticas torácicas y lumbares. La hiperhidrosis plantar se acompaña de la sudoración palmar o existe singularmente.

Hiperhidrosis axilar

La hiperhidrosis axilar es otro tipo de sudoración excesiva que afecta a las axilas de la persona y tal vez sea la condición más preocupante, ya que puede manchar y pudrir la ropa, lo que la hacen un verdadero problema para el paciente en el sector social. La sudoración axilar, al igual que otros tipos de sudoración, puede ocurrir independientemente o en combinación con la sudoración de las manos frente al cuero cabelludo o los pies.

La hiperhidrosis axilar además de afectar a las condiciones físicas y psicológicas de la persona, afecta también a las condiciones cosméticas y estéticas de la persona. Los pacientes que sufren de sudoración axilar no pueden usar colores claros y ciertos tipos de tejidos como el nylon o seda. Potencialmente, esto puede reducir las opciones para el paciente y también crear una limitación a la hora de comprar la ropa.

El sudor y el olor asociado a la hiperhidrosis axilar es constante y resistente a todos los desodorantes y existen efectos secundarios en los tratamientos que se realizan para quitarla. Debe tenerse el cuidado apropiado y consultar a los médicos antes de optar por cualquier tratamiento quirúrgico o con medicamentos.