Desodorante para hiperhidrosis

¿Hay desodorantes para no sudar?

Nuestros cuerpos sudan para mantener una temperatura controlada constantemente. Cuando se suda en exceso, podemos tener una condición conocida como hiperhidrosis que afecta a alrededor del 2,8% de los estadounidenses, según informes de la Clínica Mayo. Si la hiperhidrosis es el problema, será necesario algo más fuerte que un desodorante roll-on para controlar el olor y la humedad.

Desodorante para hiperhidrosis

En primer lugar, el paciente necesita saber cómo suda su cuerpo, y entonces, podrá averiguar qué productos puede ayudar a minimizar su problema. El cuerpo tiene dos tipos de glándulas que fabrican el sudor: las glándulas ecrinas y las glándulas apocrinas. Las glándulas ecrinas están en la piel y son las glándulas que bombean hacia fuera la mayor parte del sudor corporal, un fluido salado que se evapora para ayudar a que el cuerpo se enfríe. Las glándulas apocrinas se encuentran donde hay una gran cantidad de folículos pilosos, como el cuero cabelludo, las axilas y la ingle, y secretan un sudor más grueso que está lleno de proteínas y ácidos grasos.

Para controlar el sudor excesivo en las axilas, conocido como hiperhidrosis axilar, los médicos aconsejan a sus pacientes tratar el sudor con antitranspirantes que contienen alrededor del 15 a 20% de un compuesto a base de aluminio. Busque los ingredientes como el cloruro de aluminio o o glicina tricholorhydrex de circonio como un ingrediente principal. Si eso no funciona, el siguiente paso son fuertes antitranspirantes con prescripción médica que contienen niveles de ingredientes a base de aluminio superiores a los anteriores descritos (hasta el 20 a 25% o más).

Los antitranspirantes ayudan a controlar la humedad. A menudo contienen sales de aluminio como ingrediente principal: el aluminio detiene el sudor taponando los conductos de sudor. Esto también ayuda a reducir el olor corporal - menos sudor significa menos olor. Los desodorantes, por otro lado, están diseñados para enmascarar el olor corporal. Pero los desodorantes no consiguen detener la humedad. Los desodorantes contienen ingredientes para cambiar la manera como el cuerpo emana los olores, y algunos de ellos lo hacen con un ingrediente llamado triclosán. El triclosán es un agente antimicrobiano, lo que significa que reduce el crecimiento de bacterias y otros microorganismos, y se añade a todo, desde muebles y juguetes a la pasta dental y al desodorante. Al reducir el número de bacterias en la piel, los desodorantes a base de triclosan controlan el olor corporal.

El sudor por sí mismo no huele mal. No es hasta que el sudor se mezcla con las bacterias que viven en nuestra piel cuando comenzamos a oler mal - el olor es un subproducto de las bacterias que metabolizan el sudor. La aplicación de una sustancia antimicrobiana como el triclosan en las axilas cambia la prevalencia de flora axilar, las bacterias que viven en el área de la axila. Tener menos bacterias reduce la cantidad de desechos metabólicos total producida por las bacterias, y a su vez, la reducción de la fuerza del olor corporal.

¿Tratar la hiperhidrosis con desodorantes?

Los desodorantes simples de venta libre no funcionarán para una persona afectada por la hiperhidrosis. Especialmente cuando el objetivo es reducir la sudoración a un nivel manejable. ¿Por qué? A continuación lo explicamos.

En primer lugar, casi todos los desodorantes que se venden en los comercios no han sido fabricados bajo esa premisa, no se hicieron para reducir o detener la sudoración. Cuando una persona comienza a sudar, está manifestándose de forma natural para enfriar su cuerpo y mantener la temperatura controlada. Sin embargo, cuánta más gente suda en temperaturas calientes o haciendo ejercicio, más se le da al sudor el ambiente perfecto para que las bacterias comiencen a crecer. La axila es el lugar perfecto para que las bacterias prosperen y crezcan. Cuando una persona suda las bacterias comienzan a multiplicarse. El olor es causado por estas bacterias, y este es mucho más molesto que el sudor en sí. El objetivo principal de la mayoría de los desodorantes es eliminar estas bacterias y deshacerse del olor.

Por otra parte, existen desodorantes con antitranspirantes que bloquean las glándulas sudoríparas reales utilizando aluminio. Algunas personas, sin embargo, piensan que estos antitranspirantes podrían ser perjudiciales para el cuerpo y que sólo obstruyen las glándulas sudoríparas por un período muy corto de tiempo. Son una buena solución para deportistas regulares o personas que sólo quieren oler bien, aunque a veces, no sean del todo efectivos para las personas que tienen hiperhidrosis, donde se produce la sudoración en exceso y de forma inesperada.

Desodorante vs Antitranspirante

Hiperhidrosis desodorante

Lo que es realmente importante, es que las personas con hiperhidrosis entiendan la diferencia entre los desodorantes y los antitranspirantes prescritos.

Los antitranspirantes contienen una fragancia para ayudar con el olor corporal, pero también contienen compuestos químicos que bloquean los poros para detener la emanación del sudor.

El desodorante sin embargo, permite la liberación de la transpiración, pero evita el olor combatiéndolo con agentes antisépticos, que matan las bacterias que causan el olor.

Es vital conocer los productos del mercado y saber la diferencia entre los antitranspirantes que podemos encontrar. Existen antitranspirantes que realmente bloquean las glándulas sudoríparas para detener la sudoración, y otros que son meros aerosoles axilares con una fragancia y productos químicos que reducen las bacterias, pero no hacen nada para ayudar a dejar de sudar por las axilas.

Otro dato más importante aún es saber que los desodorantes si funcionan, lo harán durante un corto plazo. La hiperhidrosis es una condición médica de largo plazo que puede afectar a las personas durante toda su vida. El simple uso de desodorantes sobre sus axilas todos los días no va a ayudar a combatir la hiperhidrosis y en realidad puede llegar a ser perjudicial para el cuerpo debido a la manera cómo bloquea las glándulas sudoríparas de las axilas.

Cuando una persona se pregunta si tiene hiperhidrosis, lo más aconsejable es acudir a un especialista médico para recibir un diágnostico y un tratamiento personalizado. Otra solución por el momento podría ser es el uso de remedios naturales para tratar la hiperhidrosis a corto plazo, para no perjudicar al cuerpo mientras se encuentran métodos más eficaces para reducir el sudor de las axilas a largo plazo y reducir los efectos de la hiperhidrosis.