Hiperhidrosis facial

Sudoración excesiva en la cara

La excesiva sudoración facial es otra manifestación de la hiperhidrosis. Esto puede afectar a la cara, el cuero cabelludo y el cuello. Es probable que el cabello consiga un aspecto aceitoso característico, que puede ser poco atractivo.

Hiperhidrosis facial

La tarea de secarse el pelo después de ducharse puede convertirse en un problema. Pero tal vez el problema más molesto asociado a la sudoración facial sea la vergüenza social.

La sudoración facial espontánea puede comenzar al comer, hablar con gente o simplemente por estar en una multitud. Las mujeres tienen dificultad para usar maquillaje, ya que resbala sobre la cara. La sudoración facial puede ocurrir sola o en combinación con el rubor facial.

Existen varios medicamentos, tales como el Robinul que son eficaces en el tratamiento de la hiperhidrosis facial. La simpatectomía también se ha utilizado para tratar la sudoración facial excesiva sola o en combinación con el rubor facial.

Hiperhidrosis craneofacial

La sudoración de la cara y la cabeza es la segunda manifestación más común de problemas de sudoración excesiva. La sudoración facial o craneofacial puede ser tan extrema que el sudor vierta descontroladamente a través del rostro, por la cabeza o caiga por el cuello. Este tipo de sudoración profusa se produce tanto en ambientes con aire acondicionado, así como en condiciones cálidas y húmedas. Los pacientes han informado de que sus decisiones profesionales, formativas, así como en la vida social, pueden verse muy afectadas por la hiperhidrosis, hasta el punto que esta condición haga modificar su comportamiento debido a la vergüenza que sienten.

La sudoración en la cara y cabeza también puede ser una manifestación de la sudoración gustativa que se produce cuando se consumen ciertos alimentos. La sudoración moderada a severa de la cabeza y el rostro se asocia a menudo con una grave e incapacitante ruboración facial, que hace a una persona consciente de sí misma hasta el punto que se desarrolla una baja autoestima.

Síntomas y diagnóstico de la hiperhidrosis facial

¿Caen gotas de sudor por la frente mientras estás sentado en tu escritorio? ¿Corren riachuelos de sudor por las sienes durante una película? ¿El exceso de sudor facial se ha interpuesto en el camino de pasar tiempo con tu familia?

Si la respuesta a estas preguntas es sí, podría ser que estuvieras sufriendo de hiperhidrosis craneofacial o sudoración excesiva de la cara, la cabeza o el cuero cabelludo.

La sudoración facial es un problema común y, a menudo más irritante y vergonzoso que otros tipos de sudoración excesiva. Incluso la gente que suda mucho en otras partes de su cuerpo pueden encontrar que la sudoración facial es la que más les molesta. Eso es porque nuestras caras son la forma en que nos presentamos al resto del mundo y no podemos ocultar los efectos de la sudoración excesiva.

Desde el punto de vista diagnóstico, puede ser difícil encontrar la delgada línea entre la fuerte sudoración debido a una reacción al calor, el estrés o el ejercicio y la verdadera hiperhidrosis primaria de la cara y el cuero cabelludo. Pero independientemente de la razón por la que la persona suda excesivamente por la cara - los tratamientos son los mismos si se trata de hiperhidrosis primaria.

En primer lugar, debe hacerse una evaluación del problema para saber si es una condición médica (otra que no sea hiperhidrosis) o si los medicamentos son la causa fundamental de la excesiva sudoración facial, que se denomina hiperhidrosis secundaria. Es importante investigar y abordar las causas subyacentes de la sudoración excesiva, ya que puede ser grave.

Tratamientos de la hiperhidrosis facial

Si la sudoración se localiza independientemente a otras condiciones médicas o medicamentos, se dice que es hiperhidrosis primaria y el plan de tratamiento es similar a la de otros tipos de sudoración excesiva. Los productos utilizados en la piel afectada (a menudo llamados soluciones tópicos) deben ser diagnosticados primero. El tratamiento de la hiperhidrosis facial puede incluir antitranspirantes comunes de venta libre que contienen cloruro de aluminio u otros de fuerza médica con prescripción que contienen cloruro de aluminio hexahidratado. Por supuesto, al igual que en otras partes del cuerpo, los fuertes productos antitranspirantes pueden ser irritantes para la piel de la cara, la cabeza o el cuero cabelludo y por lo tanto, pueden no ser una buena solución a largo plazo.

Sudoración excesiva en la cara

Si las soluciones antitranspirantes tópicas no funcionan o son demasiado irritantes, pueden recomendarse inyecciones de toxina botulínica tipo A (comúnmente conocida como la marca Botox). Las inyecciones de Botox funcionan bien en la cabeza y la cara, pero la técnica de inyección requiere competividad, así que los pacientes deben buscar un médico experimentado. Un posible efecto secundario del tratamiento con las inyecciones de Botox en la cara para la sudoración es la asimetría, sobre todo de la frente. Esto puede ocurrir si parte del Botox se difunde en los músculos faciales. Tal asimetría, sin embargo, siempre es temporal y puede, si es necesario, ser equilibrada - por inyecciones adicionales de Botox.

De vez en cuando, los medicamentos sistémicos (medicamentos orales con receta llamados anticolinérgicos) pueden usarse para tratar la sudoración craneal y/o facial. Pero debido a sus efectos secundarios, como sequedad de boca, visión borrosa y estreñimiento, los medicamentos sistémicos no suelen ser un buen tratamiento a largo plazo. Podrán, sin embargo, ser útiles para aquellas personas que quieren tratar temporalmente la sudoración facial con el fin de evitar molestias o vergüenza en un evento importante, como una entrevista de trabajo, boda, graduación o representación dramática.

Si estás viviendo con excesivo y vergonzoso sudor en la cabeza, el cuero cabelludo o sudoración facial, puedes empezar a atajar el problema probando desde los productos antitranspirantespara hasta las inyecciones de Botox. Hay maneras de tratar la sudoración en la cara y la cabeza por lo que siempre, puede mejorar la condición del rostro. Habla con tu dermatólogo o profesional de la salud para conseguir el mejor tratamiento.