Hiperhidrosis generalizada

Problema de sudoración excesiva

¿Sudas en grandes áreas de tu cuerpo? ¿O es que el sudor emana por todas partes? Oímos hablar mucho de este problema y queremos ayudar a encontrar un tratamiento potencial y alivio. El primer paso es determinar si una condición médica subyacente o un medicamento pueden ser la raíz del problema.

Hiperhidrosis generalizada

Con cualquier tipo de problema de sudoración, es importante encontrar un médico bien informado sobre la sudoración de todo el cuerpo, a menudo denominado hiperhidrosis generalizada secundaria. Un médico, como por ejemplo un dermatólogo, puede mirar tu historia clínica, proporcionar un examen, llevar a cabo todas las pruebas necesarias, considerar cualquier medicamento que estés tomando (recuerda que debes informar a tu médico sobre todos los medicamentos que estás usando - incluyendo productos herbarios/naturales y de venta libre) y ofrecer otros puntos de vista profesionales.

Sólo un médico bien informado, que tenga experiencia con hiperhidrosis, puede diagnosticar y tratar la sudoración excesiva. Con la ayuda del médico será posible encontrar cuál es el problema que causa la sudoración excesiva y descartar si se trata de hiperhidrosis secundaria o no. Si un medicamento u otra afección médica está causando la sudoración excesiva, tú y tu médico podéis hablar acerca de las formas de mitigar este efecto secundario. Así que, ¿cómo saber qué tipo de hiperhidrosis tienes? Y, ¿cómo saber a dónde acudir en busca de ayuda?

Causas hiperhidrosis generalizada

A diferencia de la hiperhidrosis secundaria, la hiperhidrosis primaria es una condición médica de larga duración que comienza antes de los 25 años. La hiperhidrosis primaria puede afectar a una o más áreas del cuerpo, con mayor frecuencia en las palmas de las manos, las axilas, las plantas de los pies o la cara y a veces la ingle y debajo de los pechos en los hombres y las mujeres. La hiperhidrosis secundaria, por otro lado, se generaliza, implicando típicamente todo el cuerpo . Este tipo de exceso de sudor generalizado puede parecer sin ninguna razón evidente - aunque un vistazo más de cerca al paciente normalmente revela un problema de raíz. Es por ello que este tipo de hiperhidrosis se llama "secundaria". El exceso de sudor es secundario a una condición más primaria.

Para determinar si la hiperhidrosis es primaria o secundaria pueden responderse a algunas preguntas. En primer lugar, pregúntate si has experimentado exceso de sudor focal y visible durante al menos seis meses sin causa aparente. Si la respuesta es "sí", entonces el siguiente paso es determinar si cumples con al menos dos de los siguientes criterios:

  • Tu sudor es bilateral y relativamente simétrico, lo que significa que el sudor emana la misma cantidad en ambos lados de tu cuerpo.
  • El exceso de sudor afecta a tus actividades diarias.
  • Experimentas por lo menos un episodio de sudor a la semana.
  • El inicio de tu exceso de sudor es anterior a los 25 años.
  • Tienes un historial familiar positivo. Lo que significa que otros miembros de tu familia sufren de problemas de sudoración similares.
  • Dejas de sudar cuando estás durmiendo.

Si cumples con al menos dos de los criterios anteriores, es probable que tengas hiperhidrosis primaria y debes tener una cita con un profesional médico familiarizado con las opciones de tratamiento para las personas con hiperhidrosis. Algunos dermatólogos creen que más del 90 por ciento de las personas que se presentan con sudoración excesiva se pueden diagnosticar con hiperhidrosis primaria.

Si no cumples con los criterios para la hiperhidrosis primaria y además la condición se vuelve un poco más complicada, tu médico puede llegar a tener que hacer un estudio completo para determinar por qué estás sudando excesivamente. La causa puede ser tan simple como un nuevo medicamento que has estado tomando. O, podrías estar sufriendo una de una serie de condiciones médicas - una enfermedad infecciosa o maligna u otro trastorno médico, como el cáncer, la diabetes o la gota. Un desequilibrio hormonal relacionado con el embarazo o la menopausia podría ser otra posible causa raíz.

Una persona que piensa que está sufriendo de hiperhidrosis generalizada debe buscar ayuda en un médico de medicina general, lo ideal es un especialista en medicina interna. Es importante encontrar el médico adecuado ya que no todos los médicos podrán profundizar lo suficiente en el tema para encontrar la causa de la sudoración excesiva.

Causas hiperhidrosis generalizada

La sudoración excesiva generalizada puede ocurrir en respuesta a muchas enfermedades diferentes, estados de enfermedad y tratamientos de medicación. Se convierte en una especie de blanco en movimiento, que varía dependiendo de qué tipo de medicamentos están siendo utilizados para diferentes problemas.

Tratamiento hiperhidrosis generalizada

Si los medicamentos y las condiciones médicas han sido descartadas, podrá ser necesario administrar un tratamiento para la hiperhidrosis generalizada y tu médico te dirá cómo comenzar. De momento, puedes aprender sobre los diferentes tratamientos para las áreas del cuerpo y considerar una combinación de tratamientos para las zonas del cuerpo más problemáticas. Por ejemplo, puedes informarte acerca de la hiperhidrosis axilar, hiperhidrosis palmar, hiperhidrosis plantar o hiperhidrosis facial.

Mientras encuentras ayuda para solucionar el problema de la sudoración te animamos a que no dejes que el miedo o la vergüenza te impidan buscar la atención que necesitas y mereces. Siempre recuerda que no estás solo. Hay más gente que sufre hiperhidrosis y especialistas médicos preparados y formados para atender y aliviarte.