Láser para hiperhidrosis

Tratamiento láser de la hiperhidrosis

El tratamiento de la hiperhidrosis axilar usando el láser Nd-YAG tiene la ventaja de ser un procedimiento invasivo menor sin dejar grandes cicatrices y causar deterioro temporal. El láser ha demostrado ser eficaz y seguro. El tratamiento con láser para la hiperhidrosis ha mostrado ser prometedor y con resultados óptimos para todos.

Láser para hiperhidrosis

El procedimiento se puede hacer fácilmente con anestesia local en la zona. El proceso consiste en hacer una incisión de 3mm y seguidamente, inactivar las glándulas sudoríparas mediante la energía luminosa de la fibra láser y luego un láser pasa directamente debajo de la piel para destruirlas. La mayoría de las personas vuelven a trabajar al día siguiente. Hay algo de dolor durante unos días y los riesgos son mínimos. El proceso elimina o reduce significativamente la sudoración en las axilas en el 80% de las personas. La extracción es permanente y no hay necesidad de repetir el procedimiento.

Cirugía láser para la hiperhidrosis axilar

Ventaja del láser hiperhidrosis

Las ventajas del láser como tratamiento de la hiperhidrosis son las siguientes:

  • La anestesia local.
  • Procedimiento de asistencia ambulatoria.
  • De bajo riesgo, los efectos secundarios mínimos.
  • Tiempo de recuperación rápida.
  • Normalmente requiere un tratamiento.

Prueba de sudor con yodo y almidón

La evaluación del paciente comienza con un análisis detallado de consulta y sudor. Para ahorrar tiempo y dinero a los pacientes, éstos se llevan a cabo normalmente en la misma visita. El yodo y el almidón se utilizarán para calcular el área de máxima sudoración y esta se marcarán en la piel. Se toman fotografías para su posterior comparación.

Seguimiento

Al final del procedimiento, será dado de alta de la clínica con unos apósitos en la zona dónde se ha aplicado el láser. De vez en cuando los pacientes tendrán que tomar algún simple tratamiento con pastillas analgésicas, aunque muchos de los pacientes no lo encuentran necesario. Los antibióticos no se utilizan de forma rutinaria. Es normal que los pacientes vuelvan al día siguiente para comprobar cómo se encuentran las heridas y la piel. La mayoría de los pacientes vuelven a la vida con normalidad muy pronto después del procedimiento. Durante las próximas semanas pueden aparecer moretones y por lo general la piel se vuelve más gruesa y con más bultos.

¿Cómo funciona el láser para la hiperhidrosis?

La luz del láser se utiliza para destruir permanentemente las glándulas sudoríparas axilares mediante el láser selectivo en el tejido de las glándulas sudoríparas, sin dañar ningún tejido circundante.

Tratamiento láser para hiperhidrosis

El procedimiento se realiza bajo anestesia local y suele terminar en menos de una hora. Los pasos generales del tratamiento son los siguientes:

  • Localización: Antes de la operación, se recubren las axilas con yodo y almidón que se utiliza para identificar la ubicación precisa de las glándulas sudoríparas.
  • Irradiación: Se realiza una incisión de 3mm a través de la cual se pasa una cánula con una fibra óptica. A través de esta fibra óptica un rayo láser Nd-YAG se dispara. Este rayo destruye las glándulas sudoríparas.
  • Eliminación: Una cánula de rejilla se utiliza para eliminar las glándulas destruidas.