Hiperhidrosis nocturna

Sudores nocturnos

La hiperhidrosis del sueño generalmente se define como episodios de sudoración nocturna significativa que empapan tanto la ropa como las sábanas. Este es un síntoma muy común que afecta a muchas personas en un momento u otro.

Hiperhidrosis nocturna

Este trastorno del sueño se caracteriza por una profusa sudoración que se produce durante el sueño y puede o no puede ocurrir durante las horas de vigilia. La sudoración durante el sueño puede causar un despertar debido a las molestias que las sábanas mojadas producen, y el paciente puede tener que despertarse incluso de noche para cambiar las sábanas.

Aunque incómodo, la sudoración nocturna por lo general no es un signo de una condición médica subyacente grave. Puede ser provocada por algo tan simple como una habitación demasiado caldeada o por demasiadas mantas en la cama.

El sistema nervioso simpático controla las glándulas sudoríparas situadas en todo el cuerpo. Cuando se produce la hiperhidrosis nocturna (sudoración nocturna), suele ocurrir debido a la sudoración térmica.

La hiperhidrosis excesiva del sueño puede deberse a una enfermedad crónica o febril. Otros pacientes parecen estar sanos pero pueden tener un trastorno autonómico sutil y no reconocido. Esto puede ocurrir a cualquier edad pero es más frecuente en la edad adulta temprana. El desequilibrio hormonal puede ser la causa de los sofocos y la hiperhidrosis del sueño.

Los síntomas de la hiperhidrosis nocturna son encontrar la ropa de cama empapada y sentirse con demasiada calor o frío.

Causas médicas de la hiperhidrosis nocturna

  • Los medicamentos como ciertos medicamentos para la presión arterial alta, reductores de fiebre y antipsicóticos.
  • Las drogas, los alimentos picantes o el consumo abusivo de alcohol puede causar hiperhidrosis del sueño.
  • Enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • La menopausia en las mujeres es la causa más común de la hiperhidrosis del sueño. Sin embargo, algunos hombres también sufren de sudores nocturnos durante la menopausia masculina o andropausia.
  • La diabetes también puede causar hiperhidrosis del sueño.
  • Ansiedad

Consulta a tu médico si se produce hiperhidrosis del sueño de forma regular e interrumpe tu sueño. El tratamiento irá dirigido a la causa subyacente, si ésta se puede determinar.

De vez en cuando, la hiperhidrosis del sueño son un síntoma de una enfermedad grave, como el cáncer - especialmente el linfoma - o una infección. Pero en estas condiciones, los sudores nocturnos son a menudo acompañados por fiebre y pérdida de peso inexplicable.

Tratamiento de la hiperhidrosis del sueño

Sudoración excesiva nocturna

Lo primero que hay que hacer es examinar el fenómeno e identificar su gravedad. Si experimentas unos sudores nocturnos trata de ver si alguno de los factores antes mencionados contribuyeron a eso.

Si este problema se produce continuamente es aconsejable que consultes a un médico. Después de una cita médica tendrás una mejor comprensión de este problema y también deberás recibir la medicación adecuada para ayudarte a lidiar con él.

Si sufres de sudoración excesiva durante el sueño debes evitar:

  • Bebidas calientes.
  • Cafeína.
  • Las bebidas alcohólicas, incluidas el vino y la cerveza.
  • Las grasas hidrogenadas o saturadas (carne, margarina).
  • Estrés.
  • El clima cálido.
  • El tabaco o la marihuana.
  • El ejercicio intenso, especialmente hacer el amor.
  • Los alimentos ácidos (pickles, los cítricos, los tomates).
  • Azúcar blanco.
  • La ira.
  • La comida picante (cayena, jengibre, pimienta).