Síntomas de la hiperhidrosis

Cuando sufres de hiperhidrosis, los signos y síntomas que puedes notar son:

  • Sudoración visible: Aunque no estés haciendo ejercicio, ¿notas a menudo cómo las gotas de sudor resbalan por tu piel o tienes la ropa empapada de sudor? ¿Sudas hasta cuando estás sentado?
  • Sudoración que interfiere con las actividades cotidianas: ¿la excesiva sudoración causa dificultades para sostener una pluma, caminar sin resbalar o girar un picaporte? ¿El goteo de sudor en gran medida cae sobre tus papeles o teclado de ordenador?
  • La piel se vuelve suave y blanca y se despelleja en ciertas áreas: ¿Permanece la piel húmeda durante períodos largos?
  • Infecciones de la piel: ¿Sufres infecciones cutáneas frecuentes en las partes del cuerpo que sudan mucho? El pie de atleta y la tiña inguinal son las infecciones comunes de la piel.
Síntomas de la hiperhidrosis

Dos tipos de hiperhidrosis

Ambos tipos de hiperhidrosis causan sudoración excesiva, pero hay algunas diferencias.

La hiperhidrosis focal primaria: Este es el tipo más común. Una persona que tiene este tipo se dará cuenta de que produce la sudoración excesiva:

  • En una o varias zonas del cuerpo: "focal" significa que la sudoración excesiva (hiperhidrosis) afecta a una o unas pocas partes del cuerpo. Las áreas del cuerpo más comúnmente afectadas son las axilas, las manos y/o los pies y la frente.
  • A ambos lados del cuerpo: Si la sudoración excesiva ocurre en las axilas, la persona generalmente se da cuenta que ambas axilas sudan excesivamente. Lo mismo ocurre en las manos y los pies.
  • Después de despertar: La sudoración puede comenzar poco después de que la persona se despierta, pero la persona no suele notar sábanas húmedas o ropa mojada a menos que la habitación esté caliente.
  • Por lo menos una vez a la semana: Para muchas personas, esto ocurre mucho más a menudo.
  • Este tipo de hiperhidrosis suele comenzar cuando la persona es un niño o adolescente. La mayoría de las personas que tienen este tipo son por lo demás sanos. En la terminología médica, la palabra "primaria" significa que la causa no es otra condición médica.

La hiperhidrosis secundaria: En la terminología médica, "secundaria" significa que la sudoración excesiva (hiperhidrosis) tiene una causa subyacente. La causa podría ser alguna de las siguientes:

  • Estado de salud.
  • Efectos secundarios de tomar un medicamento o suplemento alimenticio.

Las condiciones médicas que pueden causar sudoración excesiva incluyen:

  • Diabetes.
  • Congelación.
  • Gota.
  • Lesiones, como un traumatismo craneal causado por un accidente.
  • Menopausia.
  • Obesidad.
  • Tiroides hiperactiva (hipertiroidismo).
  • tumor.
Síntomas de la sudoración excesiva

Si una persona tiene este tipo de hiperhidrosis, puede notar:

  • Todo el cuerpo suda en exceso. A veces, sólo sudan algunas partes del cuerpo.
  • La sudoración ocurre durante el sueño: Si sudas en exceso durante el sueño, es importante consultar a un dermatólogo para saber por qué sucede esto.

Este tipo de sudoración por lo general comienza cuando la persona es adulta. También puede comenzar después de un accidente o por congelación. Muchos medicamentos también pueden causar este tipo de hiperhidrosis.

La ansiedad y la vergüenza

Ambos tipos de hiperhidrosis pueden hacer que las personas se sientan extremadamente ansiosas y avergonzadas. Los estudiantes suelen evitar levantar la mano en clase. Muchos adolescentes no tienen citas. Los adultos pueden ocultar las manchas de sudor por el uso de capas de ropa o cambiar con frecuencia durante el día.

Algunas personas son más propensas a desarrollar hiperhidrosis. Para saber quién tiene más probabilidades de desarrollarla, puedes averiguar sobre las causas de la hiperhidrosis.